fbpx

En solemne ceremonia reciben a delegación que realizó la travesía del ejército Libertador

En su mayoría arrieros de Putaendo dieron vida a uno de los hitos más importantes en la historia de la América libre y de nuestra independencia donde lamentablemente  nuevamente el ejército de Chile estuvo ausente.

Fotografía: Alejandro Cortez KM PRODUCCIONES

En el mismo lugar donde un 3 de febrero de 1817 se celebró el combate de Achupallas y donde hoy existe un hermoso monumento en honor a nuestros héroes, se realizó una emotiva y solemne ceremonia para recibir a la delegación de Chilenos y especialmente Putaendinos que dieron vida a la recreación del ingreso del ejército libertador por el cruce de los patos el año 1817.

Autoridades regionales, provinciales, comunales, vecinas y vecinos de Putaendo recibieron a la delegación chilena que realizó la recreación del histórico CRUCE DEL EJÉRCITO DE LOS ANDES. El evento que recuerda la hazaña ocurrida hace 203 años es celebrado en el monumento al Combate de Achupallas. .

“Nuevamente el ejército de Chile estuvo ausente”

A pesar que en esta ocasión no se realizó la ceremonia oficial para recordar y conmemorar el combate de Achupallas (No se realizó ninguna ceremonia) , en todas las anteriores ocasiones donde se realizaban ceremonias en el sector de Casablanca, siempre estuvo presente una delegación del regimiento reforzado número 3, el que al igual que en la ceremonia del combate de las Coimas tampoco asistieron el sábado pasado a l sector donde está emplazado el monumento al combate de Achupallas.

“El trascendental combate de Achupallas en el sector de Casablanca”

Librado en esta garganta de la Cordillera de los Andes, en la región del Valle de Putaendo (en la frontera con Chile). Las fuerzas destacadas por SAN MARTÍN para liberar los pasos elegidos para cruzar la Cordillera de los Andes, en su marcha libertadora de Chile logran su objetivo El teniente JUAN GALO DE LAVALLE, al mando de una de las columnas del Ejército de los Andes, derrota a las fuerzas realistas comandadas por el coronel OSORIO.

El general SAN MARTÍN, al emprender su campaña para librar a Chile del dominio de España, con el objeto  de dividir las fuerzas del enemigo y mantener libre el paso por donde llegaría el grueso de sus fuerzas, luego de cruzar los Andes, había mandado algunas pequeñas partidas para que efectuaran el cruce por diversos pasos de la Cordillera. Una de esas partidas iba al mando del mayor de ingenieros ANTONIO ARCOS, a quien se le había ordenado penetrar el Valle Hermoso y que marchase de inmediato hacia la localidad de Achupallas, para organizar allí la defensa que permitiera reunir con seguridad el grueso del ejército, que una vez llegado de ese lado de la Cordillera, se dirigiría hacia Putaendo

El 3 de febrero de 1817, alertado de la llegada de ARCOS, el jefe de la guarnición de San Felipe, al mando de más de 100 hombres lo ataca, pero con la oportuna llegada del teniente LAVALLE al frente de 25 granaderos logran rechazarlos, obligándolos a abandonar sus posiciones de Putaendo y San Felipe, dejando allí sus suministros, caballada y artillería.

Fue este el primer triunfo que se logró en la campaña del Ejército de los Andes. Ese mismo día, mientras la vanguardia de la división de Las Heras, después de un reñido combate en Guardia Vieja, venció completamente a los realistas que guarnecen el camino de Uspallata, liberándose al paso de los patriotas, el comandante FREYRE despeja el paso de Vega de Cumpés, liberando así los caminos de acceso a territorio chileno, del ejército libertador, como lo había planificado SAN MARTÍN.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

POST

- Advertisment -
error: Content is protected !!