El emblemático Club social de Putaendo un recuerdo inolvidable que se niega a morir

Por Patricio Gallardo M.

Gracias a la publicación de Turismo Patrimonial Aconcagua y las fotografías de Giovanni Aránguiz Gallegos, podemos hoy a través de estas hermosas imágenes retroceder en el tiempo y recordar uno de los restaurantes únicos en la comuna y que marcó una época dorada de muchas generaciones como lo fue el club social de Putaendo ubicado en calle Camus.

Cómo no recordar en esta época del año, las parrilladas, el chupe de guatitas, las exquisitas cazuelas y un sin fin de exquisiteces que se preparaban en ese local de la mano del popular “Gabito Hernández” que hoy ya retirado de la actividad gastronómica vive coincidentemente frente a la entrada principal de lo que alguna vez fue el club social de Putaendo, tal vez para mantener vivo el vínculo con lo que fue su gran pasión al mando del club social.

El club social además reunió por muchos años a cientos de Putaendinos que a diario y en diferentes horas del día pasaban por la cañita y terminaban en conversaciones que se extendían por horas ya sea con Gabito Hernández o con quien también probaba un canelita, la chicha o un buen vivo y un rico sándwich de arrollado o de otros en el mesón del Club Social .

Siempre es grato recordar y hoy con la contingencia que vivimos es mucho más emocionante recordar parte de la historia de nuestra comuna, aquella que el terremoto del año 2.010 borró para siempre pero que para muchos de nosotros aún siguen vigentes, donde la historia del club social de Putaendo se niega a morir.

Leave a Comment

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *