Mujer fue por extracción de muela en Cesfam de Putaendo y ahora está con riesgo vital en la UCI del Hospital San Camilo

Mujer fue por extracción de muela en Cesfam de Putaendo y ahora está con riesgo vital en la UCI del Hospital San Camilo

“Los médicos me dicen que la infección puede llegar a un órgano vital y eso nos da miedo. La infección ya está en el pecho. Le hicieron drenaje en la cara y el cuello sin éxito. Ahora le hicieron lo mismo y no mejora”, comenta la acongojada madre en exclusiva a Region17.

El pasado 28 de enero, Daniela Urbina Saavedra (25 años) fue al Cesfam Los Libertadores de Putaendo aquejada por un intenso dolor provocado por la muela del juicio.

Esto no era nuevo, ya arrastraba un historial de varios meses que le aquejada dicha complicación dental, lo que no le permitía realizar su vida de manera normal.

Hasta el centro asistencial concurrió con su madre, Nancy Saavedra Gallardo. Al momento de ingresar, el médico que la atiende revisó los exámenes y decidió que en ese momento realizaría la extracción de la pieza dental. La joven se lo comentó a la mamá y ambas quedaron satisfechas.

“Me llamó la atención que le dieran ibuprofeno y no antibióticos. Después de todo esto, me he ido enterando que para una intervención com esta, se requiere suministrarlo con 6 días de anticipación”, señala Nancy.

Esta familia de Las Coimas comenzó una verdadera pesadilla horas después, cuando la cara de Daniela comenzó a hincharse sin mostrar mejorías durante varios días. De hecho, empeoraba.

El jueves 1 de febrero decidieron ir hasta el Hospital San Camilo, donde quedó internada debido a la inflamación producto de la infección. De la UTI, pasó a la UCI y su estado es grave.

“Los médicos me dicen que la infección puede llegar a un órgano vital y eso nos da miedo. La infección ya está en el pecho. Le hicieron drenaje en la cara y el cuello sin éxito. Ahora le hicieron lo mismo y no mejora”, comenta la acongojada madre en exclusiva a Region17.

A pesar de esta situación, no ha recibido respuesta del Cesfam. Dice que incluso el médico que la atendió, dijo “que en el San Camilo le estaban poniendo color, que no era para internarla”. Hoy en Servicio de Salud Aconcagua se puso en contacto con ella para iniciar la investigación.

La familia sólo quiere justicia, mientras aguarda por la mejoría de su hija. “He hecho cadenas de oraciones, le he llevado a algunos curas, he hecho de todo para que se mejore. Lo que yo quiero es que ese médico no trabar nunca más para que esto no le pase a nadie más. Hoy estamos preocupados de mi hija, pero iniciaremos acciones legales”, sentenció la mamá, quien ve a su joven hija, trabajadora de una empresa contratista agrícola en la cama de un hospital.

Fuente: Región17

Related posts

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: