Empresa que construye Jardín Infantil se niega a pagar dineros acordado por el uso de la sede en Población San José de la Dehesa.

Empresa que construye Jardín Infantil se niega a pagar dineros acordado por el uso de la sede en Población San José de la Dehesa.

Contrato venció hace seis meses y hoy ya están desarmando, solo ofrecen pagar lo que ellos quieren desconociendo lo acordado y lo exigido hoy por vecinos.

Recordemos que La nueva directiva solicitó los antecedentes del contrato con la empresa Peñablanca Spa a cargo de construir una sala cuna y jardín infantil,  la que con fecha 21 de junio del año pasado firmó un contrato representada por Don Claudio Cortés, con el comité de vivienda valle de Putaendo representado en ese entonces  por Cecilia Carmona Salinas, donde dicho comité facilitaba las dependencias de la sede vecinal  para la instalación de las faenas de construcción de la sala cuna y jardín José Salinas, comprometiéndose la empresa constructora a ejecutar  a modo de compensación por ocupar la sede, trabajos como  Instalar piso cerámico faltante  en  toda la sede vecinal,   pintar interiormente  muros y cielos de la sede vecinal, ejecutar cierre perimetral  de la misma sede, además de costear íntegramente  los servicios de luz y agua..

Hoy al constituirse de manera oficial la nueva directiva de la recién formada junta de vecinos, se reunieron con el representante de la empresa para buscar una solución a los trabajos que se habían comprometido y como se cancelarían los dineros por los meses que se ha estado ocupando la sede fuera de contrato y según indicaron los vecinos en esa reunión el representante de la empresa se mostró dispuesto a pagar y llegar a un acuerdo.

Sin embargo en la última reunión ejecutada en el municipio entre dirigentes de la junta de vecinos,  la empresa, el municipio e incluso la Junji,  el mismo directivo de la empresa que se comprometió a cancelar y buscar una solución, señaló que no estaba en condiciones de pagar los dineros solicitados por  los nuevos dirigentes ($700.000) por mes y que solo podía pagar $150.000 por cada mes que ocuparon la empresa y que tampoco podía hacerse cargo de otras solicitudes de los dirigentes como cierres perimetrales o mejoras en jardines.

Toda esta situación a generado la indignación de dirigentes y vecinos, pues todo lo que se firmó en su momento no se ha cumplido y hoy la empresa esta desarmando sus instalaciones y al interior de la sede según indicaron algunos dirigentes nunca se realizaron los trabajos comprometidos y lo que es peor  aún  la dirigente que en su momento firmó el contrato con la empresa se a negado a acudir a dar una explicación cuando ha sido invitada por escrito por la nueva directiva de la junta de vecinos.

Patricio Gallardo M.

Related posts

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: