Roban dinero y especies a esforzada familia a plena luz del día

Roban dinero y especies a esforzada familia a plena luz del día

Un nuevo robo se registró en nuestra comuna, el cual afectó a una esforzada y conocida familia que sufrió el embate de la delincuencia a plena luz del día el jueves pasado.

La familia compuesta por Fernando Herrera y su esposa Silvia López, ambos esforzados trabajadores que a diario abandonan su hogar para ganarse el sustento, y que por más de 15 años a base de esfuerzo y sacrificio han levantado su hogar a un costado de la gruta en pleno centro de nuestra comuna, aún no puede comprender como pudieron ser víctimas de un robo a plena luz del día, luego que aparentemente un sujeto violentó una ventana para perpetrar el ilícito.

El jueves pasado, Fernanda Herrera López, hija de este matrimonio, se ausentó de la vivienda, solicitándole a su madre que recibiera a su hija en el furgón que la traslada desde la sala-cuna, ante lo cual la Señora Silvia, pasadas las 12:00 de ese día esperó a su nieta, subiendo posteriormente hasta su domicilio, encontrando la ventana semi abierta, pensando primeramente que su esposo se encontraba en el hogar, para percatarse solo minutos después del gran desorden que había el interior de la vivienda y comprender que había sido víctima de un robo.

Solo con la llegada de su esposo y de su hija comprendieron la magnitud de la situación, donde el o los delincuentes ingresaron a la pieza de Fernanda, sustrayendo un computador portátil, una cámara fotográfica recientemente adquirida, dos teléfonos celulares, ropa y una importante cantidad de dinero que había recibido la pareja de Fernanda solo días antes en su trabajo, el cual habían destinado para la compra de mercadería y el pago de cuentas.

El avalúo aproximado de todo lo robado superaría los $800.000, sin considerar los daños que dejaron en las ventanas y puertas que aparentemente forzaron con alguna especie de herramienta conocida como “diablito”.

Lo grave de esta situación es que por esas cosas del destino, el furgón que transportaba a la nieta de la Señora Silvia López sufrió un retraso en el arribo al centro de la comuna, lo que hizo que la mujer llegara un poco más tarde de lo habitual a su casa, ya que según lo señalado por un testigo ocular, solo minutos antes habrían visto a un sujeto joven que habría estado golpeando en la puerta de la casa sin despertar mayores sospechas, el que eventualmente habría ingresado al domicilio, lo que pudo haber significado que la Señora Silvia se hubiese encontrado con el sujeto al momento de llegar a su hogar.

Fernando Herrera nos mostró los daños dejados aparentemente por el o los sujetos que ingresaron a su domicilio, agregando que tanto las puertas como las ventanas las mantienen con tapas y con trancas, lo que no fue impedimento para que ingresaran a su casa, señalando que ya hace 12 años atrás también le robaron, pero que  con todas las medidas de seguridad que había tomado pensó que no volvería a ser víctima del actuar de delincuentes.

Fernanda Herrera López (foto derecha), no pudo ocultar su impotencia y rabia, pues indicó que con mucho esfuerzo habían adquirido una cámara fotográfica, el computador y los teléfonos, lo que para ellos tenía un significado especial, pero mas allá de todo lo material, se sentían vulnerados en su intimidad, pues la pieza que comparte con su hija y su pareja fue revisada por completo, llevándose no tan solo las especies y el dinero, sino que también ropa, por lo que hizo un llamado a la comunidad a solidariamente entregar algún antecedente que permita recuperar sus pertenencias “Ojala que la gente nos ayude y denuncie quien está vendiendo nuestras cosas, estos robos hay que pararlos y entre todos debemos hacer algo, ojala que las cosas puedan aparecer y ojala que nunca más tengamos que pasar por lo que vivimos, porque se llevaron no tan solo lo que adquirimos con esfuerzo, sino que también se llevaron nuestra tranquilidad, gracias a dios mi mamá y mi hija no se encontraron con este sujeto dentro de la casa, porque no se que hubiese pasado”.

Al visitar a la familia afectada la noche de este día viernes, fuimos testigos, primero, del esfuerzo y tenacidad de este matrimonio que por años ha vivido ahí y que ha convertido poco a poco su humilde hogar en una casa que hoy alberga incluso a su nieta, pero además hemos sido testigos como medio de comunicación como esta vivienda, ubicada a menos de 50 metros de la Calle Chacabuco y de la Calle Ambrosio Camus, está en la más absoluta oscuridad, teniendo un poste de la luminaria pública frente a la gruta, pero en el callejón convertido en un peligro, producto de la oscuridad y del mal estado del camino, por lo que bien hoy valdría la pena poder colocar, aunque no sea un poste de cemento, otra nueva luminaria en ese sector, lo que ayudaría a tener mas luminosidad y seguridad para esta familia y para quienes viven en las cercanías.

Related posts

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: