Pequeña de seis años sufrió fractura en un brazo tras caer desde un juego en el Parque Puente Cimbra

Pequeña de seis años sufrió fractura en un brazo tras caer desde un juego en el Parque Puente Cimbra

La menor subió a una de las pirámides de madera ubicadas a un costado de los miradores del recinto cuando uno de los polines se levantó y provocó su caída. En el Hospital San Juan de Dios de Los Andes le fue diagnosticada una fractura en su brazo izquierdo.

El pasado 21 de febrero, Juana Irarrázabal paseaba junto a su pequeña hija de seis años en el Parque Puente Cimbra cuando un grave accidente convirtió una tarde recreativa en algo que ella misma describe como una pesadilla.

Cerca de las 16:30 horas de ese día miércoles, madre e hija se encontraban cerca de los miradores del parque. Decidieron no subir al Puente Cimbra haciendo caso de las advertencias del Municipio de no usar la estructura hasta que sea reparada, por lo que disfrutaron de de otras dependencias del recinto. Fue en ese instante cuando la pequeña quiso escalar una pirámide de madera.

“Yo no sé cuál es la finalidad de eso, para mi no son juegos. Había una tabla que estaba quebrada en uno de los lados y cuando mi hija ya va llegando arriba, pisó una y la tabla se levantó y la botó. Mi hija cayó de costado, no paraba de llorar y la llevé al tiro a urgencia. Me la mandaron al Hospital de Los Andes y ahí me dijeron que se había roto el brazo. Fui a reclamar a la Municipalidad y me dijeron que ellos no se hacían responsables” relató molesta Juana Irarrázabal.

La joven madre agregó que la Municipalidad de Putaendo sólo se dedica a promocionar el parque, pero no se preocupan de que el recinto sea seguro, principalmente para los niños. “Hace algunos meses otra niña también sufrió una caída, fue en el puente pero dentro del mismo parque. El municipio se llena la boca hablando maravillas del parque pero este es el segundo accidente grave que pasa” fustigó.

Casi al borde de las lágrimas, la denunciante expresó su malestar con la respuesta que, asegura, le brindaron desde el municipio, no asumiendo responsabilidades “¿Qué hubiese pasado si mi hija cae de cabeza? Para ellos es fácil no responder, no son sus hijos. Mi hija no puede dormir por los dolores que tiene. He tenido que incluso pedir plata en la calle para poder comprar los remedios y todo lo que ella necesita, y todo porque aquí no se preocupan de mantener las cosas en buen estado, por último haber puesto algo que dijera peligro o no subirse, pero ni de eso se preocupan” reclamó visiblemente afectada.

Finalmente, Juana Irarrázabal agradeció el apoyo del concejal Sergio Zamora y la atención brindada por el equipo de urgencias del Hospital San Antonio, que dispuso  su traslado casi en forma inmediata al Hospital San Juan de Dios de Los Andes.

Related posts

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: