Párroco de Putaendo descarta venta del Mercado Dolores Otero y anuncia medidas de ordenamiento financiero de los bienes de la iglesia

Párroco de Putaendo descarta venta del Mercado Dolores Otero y anuncia medidas de ordenamiento financiero de los bienes de la iglesia

El padre Vicente Montenegro salió al paso de dudas planteadas por algunos locatarios del Mercado Dolores Otero luego de la presencia de técnicos que realizaron algunas mediciones a las dependencias. “Está descartado de plano enajenar alguno de los bienes de la parroquia” declaró el sacerdote, mientras que anunció que en el mediano plazo implementarán medidas de mejoramiento del recinto y un plan de ordenamiento financiero del Cementerio Parroquial.

El párroco de la Parroquia San Antonio de Padua de Putaendo, Vicente Montenegro Lazo, salió al paso de algunas inquietudes planteadas por arrendatarios del Mercado Dolores Otero, ubicado frente a la plaza de armas de la comuna, respecto a una eventual venta del recinto, propiedad de la iglesia desde fines de la década de 1960.

Al respecto, el religioso descartó de plano la enajenación de la ex Escuela Parroquial, agregando que para tal efecto todo párroco necesita la aprobación del Obispado de San Felipe y que no está en los planes de su administración la venta de ningún bien de la parroquia. Eso si, anunció que están estudiando las medidas adecuadas para realizar distintas mejoras al establecimiento. “Queremos que el Mercado Dolores Otero sea un lugar mucho más amigable, por eso hemos ido realizando algunas mediciones, porque queremos un mejoramiento de los locales y de los espacios comunes. La idea es que se convierta en un lugar bonito, atractivo” detalló el sacerdote.

Los rumores surgieron luego de la presencia de técnicos realizando mediciones en algunos locales del mercado, despertando las dudas de los locatarios que interpretaron la visita como la de eventuales compradores.

Otra de las medidas que realizará la parroquia en el recinto será la renovación de los contratos con locatarios, los cuales actualmente se encuentran vencidos.

CEMENTERIO PARROQUIAL

A comienzos de diciembre del 2017, el padre Vicente Montenegro daba a conocer un serio desorden en la administración del Cementerio Parroquial luego de una investigación interna de las cuentas de la parroquia, lo que le generó a la iglesia en Putaendo varios millones de pesos en deudas. Una de las primeras medidas adoptadas por el párroco fue la desvinculación de la administradora del camposanto y la creación de un consejo económico, cuya misión ha sido ir ordenando las finanzas de la parroquia.

Luego de cinco meses de aquella declaración, Montenegro explicó que actualmente en paralelo a la labor que cumple el consejo económico, se ha hecho asesorar por un abogado y un contador externo para adoptar distintas medidas apegadas a la legalidad vigente y seguir el debido proceso administrativo para estabilizar las cuentas del Cementerio Parroquial y comenzar a ordenar los recursos. “Queremos que los deudos perciban que aquellos recursos que ingresan al cementerio son invertidas en el cementerio y que se vean avances, que podamos suplir también algunas necesidades básicas que actualmente el recinto carece” precisó.

Related posts

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: