Juicio de Cuentas al Municipio de Putaendo revela mal uso de dineros SEP para pagar cena a directores de colegios en 2014

Juicio de Cuentas al Municipio de Putaendo revela mal uso de dineros SEP para pagar cena a directores de colegios en 2014

El Tribunal de Cuentas determinó sancionar al Alcalde de Putaendo, Guillermo Reyes, al ex administrador municipal Patricio González, a la ex directora del Departamento de Educación (DAEM) Sandra Lucero y otros dos funcionarios de esa repartición al pago de 13,76 Unidades Tributarias Mensuales (UTM) por negligente administración del presupuesto público.

A través de un documento oficial emanado el 25 de noviembre del 2016, el Tribunal de Cuentas determinó que durante el 2014 la Municipalidad de Putaendo, a través del Departamento de Educación Municipal (DAEM) hizo uso negligente de dineros destinados por el Ministerio de Educación por medio del Subsidio a la Educación Preferencial (SEP) que fueron ocupados en costear una cena para directores de colegios municipales de Putaendo.

Por esta razón, y considerando un actuar negligente de la administración del presupuesto público, el organismo sentenció al alcalde de Putaendo, Guillermo Reyes, al ex administrador municipal Patricio González y a la ex directora del DAEM Sandra Lucero y a otros dos funcionarios de esa repartición, al pago de 13,76 Unidades Tributarias Mensuales (UTM) (poco más de $120.000 cada uno) como reparo por la infracción.

El documento, al que tuvo acceso nuestro medio, indica que hubo un actuar negligente por parte de los involucrados en relación al presupuesto público que tenían a su cargo, originado en la visación y autorización de sendos decretos de pago para solventar gastos de una cena a directores y docentes de establecimientos educacionales de la Municipalidad de Putaendo con fondos de la Ley SEP, destinada al mejoramiento de la calidad de la educación en los colegios subvencionados y que otorga el MINEDUC por alumnos prioritarios y preferentes.

“Resulta indiscutible que los recursos financieros que transfiere el Ministerio de Educación a las municipalidades en el marco de la ley N° 20.248, deben ser utilizados en los fines específicos que comprende esa ley, entre los que no se contemplan los egresos destinados a solventar gastos de personal contratado a honorarios, ni cenas para directores o docentes, tal como acaeció con los decretos observados a la oficina municipal de educación de Putaendo. De esta forma, debe estimarse acreditada la infracción de los deberes legales de actuación que enmarcaban la regularidad de dicho gasto comoquiera que esos fondos fueron empleados ilegalmente para servir finalidades ajenas a su destino, egresos que en este caso resultan imputables directamente a culpa o negligencia de los funcionarios a cuyo cargo se hallaba su custodia o administración” describe el artículo cuarto de de la sentencia.

Alcalde Reyes: “No hubo intención de hacer un daño a la fe pública ni a recursos del Estado”

Consultado el alcalde de Putaendo, Guillermo Reyes, enfatizó que no hubo dolo de su parte ni de los demás funcionarios involucrados en la sentencia, y atribuyó lo ocurrido a una falta de información y capacitación por parte del Ministerio de Educación cuando se implementó la Ley SEP. “Aquí no hubo intención de hacer un daño a la fe pública ni a recursos del Estado. Nadie se ha robado ni un peso” sentenció la máxima autoridad comunal.

El jefe comunal agregó que en un principio se ordenó la devolución de más de $30 millones usados a través de esta normativa, principalmente para el pago de personal a honorarios, sin embargo, la Contraloría General de la República los sobreseyó y fue finalmente el Tribunal de Cuentas quien solo objetó el presupuesto asignado a la cuestionada cena para directores de colegios municipales.

Lo que quedó pendiente fue algo que nosotros mismos dijimos que efectivamente no correspondía que hubiera una reunión técnica entre todos los directores y hayan ido a hacerla en una cena, porque la ley SEP no era para eso, entonces en una cena que ni (Patricio) González ni yo participamos, dijimos a la Contraloría por escrito, que independiente de lo que pasara con lo otro debíamos decir que íbamos a cancelar lo que se gastó en la cena. Debieron haberlo pagado los que fueron a comer, pero no importa, yo tengo una responsabilidad como la máxima autoridad” precisó Reyes.

El edil aseguró estar tranquilo y moralmente fortalecido, añadiendo que el tema ya fue superado y no existe nada pendiente, ni con la Contraloría ni con el Tribunal de Cuentas. “Hicimos lo que le correspondía a una persona decente” concluyó.

Related posts

2 Comments

  1. Richard

    Mmm…donde queda la responsabilidad propia???? Entonces si dijeron que no correspondía pasaron por sobre ustedes…hay constancia por escrito de dicha falta administrativa a esos directores??
    No leyó lo que consiste la Ley SEP, donde esta descrito los fines de dicha subvenciones tanto lo que permite como lo que no permite.
    Sr. Reyes mas serio por favor y dejar de culpar a los demás de sus propios errores.

    Reply
  2. Nelson

    CREO QUE HAY ERRORES EN ESA INFORMACIÓN. LA CLARIDAD LA PODRIA HACERLA UN DIRECTOR DE UNA ESCUELA INVOLUCRADA. SE BASAN EN EL PAPEL, PERO NO INVESTIGARON BIEN EL TEMA DE LA MAL LLAMADA CENA.
    SALUDOS.

    Reply

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: