Diez internos del CET de Putaendo culminan cursos y se certifican

Diez internos del CET de Putaendo culminan cursos y se certifican

Una diversidad de capacitaciones culminaron durante el primer trimestre del año en distintas unidades y ya se proyectan nuevas iniciativas.

Un total de 20 personas privadas de libertad que cumplen sus condenas en el Centro de Educación y Trabajo (CET) de Putaendo y Centro de Cumplimiento Penitenciario (CCP) de San Felipe se certificaron luego de realizar sus respectivos cursos laborales realizados por Sence a través del programa de transferencias al sector público.

Las ceremonias de certificación se efectuaron a fines del mes de marzo en los respectivos establecimientos penitenciarios. Estos cursos forman parte de una planificación anual del área técnica y son parte del proceso de reinserción laboral que lleva adelante Gendarmería.

Alejandra Sepúlveda, jefa del área técnica del CCP de San Felipe, destacó lo exitoso que resultó el curso de corte y confección de vestuario deportivo en el que participaron diez internos condenados y que tuvo una duración de 160 horas. Los alumnos aprendieron a confeccionar prendas básicas, puntualmente poleras y buzos deportivos.

Culminado el curso algunas máquinas de coser se enviaron a reparación, por lo que se espera su regreso para comenzar el taller de confección. Este funcionará de lunes a viernes de 09:30 a 12:00 y de 14:00 a 16:00, por lo que quienes deseen algún producto pueden acercarse a la unidad y solicitar la creación del mismo.

La buena recepción por parte de los reclusos y principalmente las posibilidades laborales de este rubro han llevado a que se busque darle continuidad al curso culminado recientemente.

La jefa del área técnica afirmó que se espera “hacer una segunda etapa del curso que incluya el manejo del bordado, el que, por lo menos en la zona, tiene bastante demanda por empresas y colegios. Incluso nos han venido a preguntar por este tema. Un prenda borda sube significativamente su valor”.

Alejandra Valenzuela agregó que en la unidad sanfelipeña se cuenta con una máquina bordadora de última generación y que la intención es continuar capacitando al mismo grupo.

Dado que el CET de Putaendo también posee un taller de esta especialidad, quienes sean trasladados a este Centro podrá seguir confeccionando prendas y de, de esta manera, obtener recursos para ir en ayuda de su familia.

En el establecimiento putaendino también fueron diez las personas que recibieron su certificado que acredita el haber aprobado el curso desarrollado por Cense. En este caso se trató del curso de soldadura par montaje industrial y contempló 230 horas de estudio. Iniciativas como esta se repitieron en el Complejo Penitenciario de Valparaíso, Centro de Detención Preventiva de Petorca y CCP de San Antonio.

Related posts

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: