Después de 44 años la historia de los ejecutados de Las Coimas permanece en el olvido

Después de 44 años la historia de los ejecutados de Las Coimas permanece en el olvido

Seis militantes y dirigentes comunistas, incluyendo al entonces alcalde de Cabildo fueron asesinados en el sector Las Coimas por una patrulla militar durante la dictadura. El lugar donde ocurrió el feroz crimen está en la retina de cientos de putaendinos, sin embargo, el sitio yace vacío.

El 11 de octubre del año 1973, personal del ejército acribilló a seis militantes del Partido Comunista que eran transportados desde la cárcel de San Felipe a la cárcel de Putaendo, destino al cual no llegaron.

Según los antecedentes proporcionados por el Informe Rettig, el jefe de la zona en estado de sitio de la Provincia de Aconcagua y comandante del regimiento de infantería N°3 Yungay, estas seis personas fueron ejecutadas cuando intentaron huir y agredieron a un suboficial que viajaba en la camioneta del ejército que los trasladaba desde San Felipe hacia Putaendo. En esa versión, se indicó que a todos se les había comprobado participación directa en la organización terrorista del sector minero de Cabildo, habiendo sido detenidos en un “operativo” donde se les fue encontrada gran cantidad de armas y explosivos.

Los antecedentes reunidos por la Comisión Rettig sobre las circunstancias de la detención de las víctimas desmienten la versión oficial, ya que ninguno de los hogares de los fusilados fue allanado en busca de armas ni tampoco existió un operativo militar en sus lugares de trabajo donde alguna de ellas (las víctimas) fueron detenidas en forma pacífica y a la vista de otros trabajadores.

La misma comisión determinó que presentadas estas muertes como producto de un intento de fuga, no podían aceptar esta explicación, atendidas principalmente las siguientes circunstancias.
1) Resulta inverosímil que el único modo de evitar la fuga haya sido dar muerte inmediata a todos los afectados que iban desarmados y bajo fuerte vigilancia militar.

2) El entonces jefe del Servicio de Salud San Felipe, que fue quien ordenó practicar las autopsias y devolver los cuerpos a sus familiares, fue informado por el médico legista de aquel entonces que los cuerpos registraban múltiples impactos de bala, muchos de los cuales no eran mortales, y también heridas corto-punzantes, cuya existencia no tuvo explicación razonable, información que está corroborada en los mismos certificados de defunción.

En mérito de lo anterior, el Informe Rettig determinó en forma oficial “Por tanto, a esta comisión le asiste la convicción absoluta que Mario Alvarado Araya, Faruc Aguad Pérez, Wilfredo Sánchez Silva, Artemio Pizarro Aranda, Pedro Araya Araya y José Fierro Fierro fueron víctimas de violación a sus derechos humanos, de responsabilidad de agentes del estado, quienes los ejecutaron al margen de todo debido proceso.”

Los seis fusilados eran conocidos vecinos de la comuna de Cabildo y pese a todos estos años, en su momento existió una pequeña animita en el lugar donde fueron ejecutados, pero para muchas generaciones esta historia prácticamente ha quedado en el olvido.

FARUC JIMMI AGUAD PÉREZ: 26 años, empleado de la Sociedad Abastecedora de la Minería, encargado electoral y de propaganda del Partido Comunista local, detenido en su lugar de trabajo, en presencia de otros trabajadores el día 8 de octubre de 1973 por Carabineros de Cabildo.

MARIO ALVARADO ARAYA: 34 años, alcalde de Cabildo, quien había sido detenido por primera vez el 17 de septiembre, recuperando prontamente su libertad, sin que se le formulara cargo alguno. A principios de octubre fue obligado por la autoridad militar a retractarse públicamente de su militancia, en la Municipalidad de Cabildo y ante múltiples testigos. Su segunda detención se produjo el 8 de octubre, en su domicilio y fue practicada por Carabineros de Cabildo.

WILFREDO RAMÓN SÁNCHEZ SILVA: 28 años, empleado de la Sociedad Abastecedora de la Minería de Cabildo, fue detenido en su lugar de trabajo el mismo día y en las mismas circunstancias que Farud Aguad.

ARTEMIO PIZARRO ARANDA: 37 años, también empleado de SADEMI. Fue detenido en el mismo lugar y por los mismos agentes aprehensores el día 09 de octubre.

PEDRO ABEL ARAYA ARAYA: 27 años, interventor de la mina La Patagua, fue detenido por primera vez el 11 de septiembre, siendo liberado sin cargos una semana después. Su segunda detención se produjo también el 9 de octubre, al presentarse voluntariamente a la Comisaría de Cabildo a raíz de una citación dejada en su domicilio por funcionarios de esa unidad policial.

JOSÉ ARMANDO FIERRO FIERRO: 24 años, también empleado de SADEMI, fue detenido el 9 ó 10 de octubre en Cabildo, por Carabineros de esa comuna.

Por esta causa fueron procesados los ex miembros del ejército Raúl Navarro Quintana, Héctor Orozco Sepúlveda, Milton Núñez Hidalgo y Rodrigo Retamal Martínez, quienes posteriormente fueron absueltos de los cargos que se les imputaban.

En octubre de 2014, el Frente de Protección del Patrimonio de Putaendo organizó una velatón y un acto de homenaje a los ejecutados de Las Coimas, en el mismo lugar donde ocurrió el terrible crimen. En la Plaza de Armas de Cabildo fue inaugurado un memorial, el cual contiene tierra traída desde Las Coimas.

Related posts

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: