Delincuentes acaban con el sueño de esforzado trabajador: le robaron ocho millones de pesos

Delincuentes acaban con el sueño de esforzado trabajador: le robaron ocho millones de pesos

Alejandro Malbrán Alvarado, apodado cariñosamente como “Gato” mantenía ocho millones de pesos en su casa, los que fueron robados por delincuentes que ingresaron a su hogar a plena luz del día rompiendo una cerradura. “Los tenía para comprarme un terreno” expresó al borde de las lágrimas. Los había ahorrado prácticamente durante toda su vida.

Consternado y visiblemente afectado se encuentra un esforzado trabajador de la comuna de Putaendo luego que delincuentes irrumpieran en su humilde hogar en pleno centro de Putaendo y le robaran los ahorros de toda su vida. Ocho millones de pesos que el guardaba celosamente para adquirir un terreno y una cabaña, y así cumplir el sueño de la casa propia, sueño que fue arrebatado por inescrupulosos.

Alejandro Malbrán Alvarado es conocido cariñosamente en la comuna como “Gato” y al igual que muchos putaendinos es un esforzado trabajador que durante largos años logró ahorrar la suma de $8 millones, y así aspirar a concretar uno de sus más grandes anhelos. Vive a un costado de la Gruta de Lourdes, en Calle Nueva Chacabuco. Su casa es de viejos adobes y material ligero. Ahí vive junto a su hermana.

Eran cerca de las 12:40 horas del miércoles cuando su hermana le avisó de que la puerta de la casa había sido descerrajada. A esa hora la víctima se encontraba haciendo trámites bancarios a no menos de dos cuadras de su hogar. Inmediatamente llegó hasta su domicilio y se encontró con la triste noticia. Delincuentes habían registrado el hogar por completo y entre un mueble encontraron los ahorros de toda su vida. Además robaron dos balones de gas de 11 kilos e incluso carne que tenía guardada.

“Rompieron la puerta con un fierro. Me llevaron ocho millones de pesos, unos tubos de gas de 11 kilos y una carne que tenía en el refrigerador. Nadie sabía donde yo tenía guardada la plata, pero ellos dieron vuelta todo y se la llevaron. El banco paga muy poco y en caso de enfermedad grave yo tenía mis monedas para comprarme remedios. Esa plata la junté durante 12 años. Ojala las cámaras de la plaza hayan grabado algo” relató visiblemente apenado.

Casi al borde de las lágrimas, Alejandro Malbrán intenta no perder la esperanza en que aquellos que truncaron el esfuerzo de toda una vida sean capturados y pueda recuperar la tranquilidad y el dinero que reunió con esfuerzo durante más de una década. “Lo tenía para comprarme un terrenito y una cabaña. Aquí donde vivo no es mío y mi sueño era tener algo propio” lamentó finalmente la víctima.

 

 

Related posts

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: