Cartas al Director: "Mas vale prevenir que curar" (Luis Sepúlveda Hidalgo)

Cartas al Director: "Mas vale prevenir que curar" (Luis Sepúlveda Hidalgo)

Como sabemos, durante este año se han vivido situaciones climatológicas poco usuales en el Valle de Putaendo, hemos sufrido altas temperaturas durante el día y muy bajas durante la noche y la madrugada, acompañadas de una constante sequía, situaciones que, según los pronósticos, se mantendrían en las mismas condiciones en las próximas semanas y meses.

Estas últimas situaciones han conllevado a que como comunidad utilicemos mayoritariamente elementos de calefacción como chimeneas, salamandras, estufas, e incluso el calefón de la casa, ya que por ejemplo, tomar una ducha caliente cuando se llega con mucho frío viene muy bien, otros como cocina, planchas, artefactos eléctricos, etc; pero ¿Nos preocupamos de evitar que estos elementos causen un INCENDIO?

Todos sabemos que la mejor manera de luchar contra el fuego es prevenir que éste se produzca, la prevención disminuye las posibilidades de INCENDIOS en el hogar. Los incendios se producen cuando se combinan tres elementos al mismo tiempo: el calor del fuego, un material inflamable y el oxigeno. La eliminación de alguno de estos elementos apaga el incendio. Veamos entonces algunos consejos para la prevención de los incendios en los elementos señalados en los párrafos anteriores, y que son muy fáciles de seguir:

Antes de salir de casa verifique que las llaves de gas de la cocina estén cerradas.

Uno de lo olvidos más habituales es dejar la plancha en funcionamiento cuando suena el teléfono o llaman a la puerta, siempre que tenga que atender otra cuestión mientras esta planchando no olvide desenchufar la plancha.

Cuando una persona realiza labores de cocina, generalmente se abren ventanas y puertas de la misma cocina u otra habitación, provocando doble circulación, la corriente de aire puede apagar el fuego, y puede que usted no se de cuenta, por lo tanto seguirá saliendo el gas. Una chispa cualquiera puede provocar un incendio. Si sospecha o siente olor a gas no encienda la energía eléctrica ni enchufe algún electrodoméstico, abra rápidamente puertas y ventanas, verifique las llaves de gas de cocinas y calefón, cerrando las que encuentre abiertas, realice un barrido general con un trapero, el gas licuado al ser mas pesado que el aire se va al piso por lo que con este simple ejercicio y una adecuada ventilación de las habitaciones se elimina la presencia de éste gas. Ahora, si Usted sospecha que el escape de gas es del cilindro, llame inmediatamente al nivel 132 de Bomberos para que concurran en su ayuda, no intente sacar el cilindro por sus medios, ya que el movimiento o el roce con otro elemento puede causar su inflamación.

Las casas con chimeneas o salamandras deben contar con todos los elementos de seguridad que se entregan al momento de su venta, estos impedirán que el calor emanado por la combustión de los elementos como leña u otro tome contacto directo con murallas, cielo de la habitación, material aislante del entre techo y la propia estructura de techumbre, caso aparte es el de los materiales que se encuentran en el entre techo, al momento de instalar el tubo de evacuación de calor y gases, limpie al menos unos 50 cm alrededor de éste en el entretecho, evitando que elementos como lanilla, papel fieltro u otro elemento aislante tome contacto directo con el tubo, ya que si bien es cierto estos materiales bajo norma cuentan con elementos retardantes e ignífugos, pero dichas propiedades se pierden en el tiempo y basta un aumento de temperatura, buena cantidad de oxigeno y el combustible necesario para que se produzca un incendio. Además a los tubos también deben realizarse las mantenciones por lo menos una vez al año, sobre todo antes de iniciar la temporada de bajas temperaturas, y ésta consiste principalmente en verificar los elementos de protección y realizar una limpieza, ya que cuando se usa se utilizan elementos vegetales que generan una especie de aceite, el cual se seca y va obstruyendo el tubo, lo que reduce su capacidad de liberar calor y gases, sobre todo en aquellos que cuentan con alguna curva o codo en su trayecto, es allí principalmente donde debe realizarse la mantencion anual.  Otra recomendación en este mismo sentido, es que nunca debe salir de casa o irse a dormir sin haber apagado correctamente la chimenea. Básicamente por dos razones, la primera, una mala combustión por quedar mal apagada para que se liberen gases nocivos para la salud como es el monóxido de carbono entre otros y además al existir elementos incandescente basta una entrada de aire u oxigeno o bien una chispa para provocar un siniestro.

Mantenga los quemadores de las estufas y cocinas limpios de residuos, cambie las mangueras de gas a lo menos cada dos años o bien cuando cumpla su fecha de vencimiento, la que debe venir indicada en la propia manguera, evite que esta en su trayecto a la cocina o calefón tenga muchas vueltas para evitar quiebres y probables fugas de gas por fatiga de material, si va instalar equipos de cocina o calefón nuevos solicite que lo haga un técnico autorizado, puede que gaste un poco mas, pero tendrá la seguridad que no presentará problemas de fugas u otros que pudiesen ser causal de un incendio.

La instalación eléctrica tiene que estar en buen estado de conservación para evitar cortocircuitos, una revisión periódica es lo conveniente. Colocar disyuntores (mas conocido como diferencial) de corriente es la mejor prevención, frente a un cortocircuito saltará la llave y cortará la corriente. Las conexiones en el mismo enchufe provocan sobrecargas en la instalación eléctrica y cortocircuitos. En caso de un incendio eléctrico, no intente apagar el fuego con agua, no manipule artefactos eléctricos con el suelo mojado o descalzo, no cubra las estufas con ropa y manténgalas alejadas a lo menos un metro de muebles, ropa u otro elemento de material ligero e inflamable.

No permita que sus hijos jueguen con encendedores o fósforos. Explique a sus hijos los peligros del fuego. Genere con su familia un pequeño plan de evacuación del recinto habitacional que sea conocido y consensuado por todos.

Finalmente cómo actuar en un incendio

-Abandonar el hogar lo más pronto posible.

-Al evacuar, moverse lo más agachado posible. El humo y los gases tóxicos tienden a subir con el calor.

-Taparse la boca con ropa para tratar de no respirar humo.

-Cerrar las puertas por las que se atraviesa para retrasar todo lo posible el avance del fuego.

-Si se encuentra atrapado en un cuarto salir por la ventana, es más recomendable.-Si no sale humo por debajo de la puerta y no está caliente, abrirla lentamente: si hay demasiado humo o fuego en el exterior, cerrarla rápido.

-Llamar a los bomberos una vez estando afuera.-Si se prende fuego la ropa, no correr: tirarse al suelo, taparse la cara con las manos, y rodar sin parar para ahogar las llamas.
Números de Bomberos de Putaendo

Central de alarmas, Putaendo centro : 132 – 501026Segunda Compañía Sector Guzmanes : 132 – 502995

(*) En algunos servicios de celulares las llamadas de servicios de emergencias pueden ser recibidas en la ciudad de San Felipe, por lo que se debe ser lo mas claro posible en la dirección que se está informando al momento de producirse una emergencia, esto no implica que no recibirá ayuda, por el contrario, de acuerdo a las normas establecidas será la misma central de alarmas receptora de la llamada quien hará las labores de despacho a Bomberos de Putaendo.

Luis R. Sepúlveda Hidalgo

Comandante C. B. Putaendo

Instructor Academia Nacional de Bomberos

Related posts

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: