Bomberos de Putaendo reintegra a seis de sus voluntarios que fueron acusados de ocasionar incendios

Bomberos de Putaendo reintegra a seis de sus voluntarios que fueron acusados de ocasionar incendios

 

Luego de una investigación de ocho meses realizada por la Policía de Investigaciones tras a una querella presentada por el Cuerpo de Bomberos de Putaendo ante el Ministerio Público, denunciando a seis de sus voluntarios de ocasionar incendios de pastizales de forma intencional, los organismos judiciales determinaron que las pruebas presentadas por la institución son insuficientes y no acreditan la eventual participación de seis bomberos en los hechos por los cuales fueron acusados.

En marzo de 2017, el Cuerpo de Bomberos de Putaendo presentó una querella ante el Ministerio Público contra seis voluntarios de la primera compañía, a quienes se les acusó de ocasionar incendios de pastizales en distintas zonas de Putaendo. Junto con ello, el grupo de bomberos fue separado de la institución mientras durara el proceso judicial.

La imputación se produjo luego que un particular sin vínculos con el Cuerpo de Bomberos de Putaendo diera a conocer antecedentes que darían cuenta de la participación directa de un grupo de voluntarios que habrían provocado algunos siniestros en puntos como Calle Buin, Calle José Antonio Salinas y Granallas. Esta información fue confirmada algunos días después por la propia institución en un comunicado público y oficial.

Los antecedentes expuestos hace casi un año, indicaban que este grupo era liderado por un oficial de la Primera Compañía, quien habría incentivado a uno de los involucrados a provocar incendios en la comuna, a cambio de compensaciones como renovación de equipamiento. Una vez originado el siniestro, se daba aviso a través de un grupo de whatsapp que mantenían los implicados, con el objetivo aparente de liderar la emergencia.

QUERELLA

En el comunicado público de Bomberos de Putaendo, enviado el 22 de marzo de 2017, un día después de que la información se diera a conocer públicamente, la institución daba a conocer la presentación de una querella y el envío de los antecedentes al Ministerio Público. De ahí el Poder Judicial inició un proceso de investigación para acreditar o no la participación de los seis voluntarios en los hechos por los cuales fueron acusados. La Policía de Investigaciones fue el organismo encargado de analizar las pruebas presentadas por la oficialidad del Cuerpo de Bomberos de Putaendo.

El proceso duró ocho meses y fue conocido a fines de enero de este año. Solo uno de los acusados tuvo asesoría legal en forma particular. La PDI entrevistó a los mismos testigos que entregaron los antecedentes en 2017, analizó los lugares donde ocurrieron los incendios y las pruebas presentadas por Bomberos.

VOLVER A VESTIR EL UNIFORME

A pesar que en marzo de 2017, solo un día después de que este hecho fuera de público conocimiento, el Cuerpo de Bomberos de Putaendo se refiriera públicamente a lo sucedido a través de un comunicado público, en esta ocasión la institución ha guardado silencio luego que la Fiscalía determinara que no existen pruebas suficientes para acreditar la participación de los seis bomberos en las acusaciones de causar incendios en forma intencional. Putaendo Informa contactó en reiteradas ocasiones al superintendente del Cuerpo de Bomberos de Putaendo, quien escuetamente sólo señaló que por acuerdo del directorio general no habrá un pronunciamiento público sobre los resultados de la investigación.

Sin embargo, fuentes ligadas a la institución y cercanos a los involucrados, acogiéndose al Título II, artículo 7° de la Ley 19.733 sobre Libertades de Opinión e Información y Ejercicio del Periodismo, que faculta a los medios de comunicación “a mantener reserva sobre su fuente informativa, la que se extenderá a los elementos que obren en su poder y que permitan identificarla y no podrán ser obligados a revelarla ni aun judicialmente” confirmaron estos antecedentes.

En efecto, la Policía de Investigaciones, y por consiguiente el Minsiterio Público desestimaron las pruebas presentadas por Bomberos de Putaendo contra los seis acusados, calificándolas de insuficientes para imputarles un delito. La decisión podría cambiar sólo en caso de que uno o más testigos aportara nueva información fidedigna que permitiera reabrir el proceso, lo que implicaría algunos años.

Con esta confirmación, y luego que el comité disciplinario del Cuerpo de Bomberos de Putaendo llegara a la misma conclusión, los seis bomberos fueron reincorporados a la institución luego de casi un año sin vestir el uniforme y alejados de las emergencias.

De acuerdo a la información proporcionada por uno de los voluntarios cercanos a la oficialidad de Bomberos, se les habría respetado su antigüedad y rango, pero no su asistencia, por lo que presentarían ausencias durante 11 meses a emergencias, actividades oficiales y desfiles, situación que provocó molestia entre el grupo de voluntarios, que hoy esperan limpiar sus nombres tras el señalamiento público y los perjuicios emocionales, familiares y laborales que sufrieron producto de esta acusación.

 

 

Related posts

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: